Abstinencia en Nueva York

2 Jul

La conciliación de la vida laboral y familiar es un asunto complejo, en particular para las mujeres, que tradicionalmente se han ocupado de los hijos y a menudo han tenido que elegir entre su carrera y su descendencia. Este conflicto podría dar lugar a reflexiones y películas muy interesantes. También puede dar lugar a productos huecos como Tentación en Manhattan (I don’t know how she does it), que al final solamente es otro vehículo para que Sarah Jessica Parker haga lo que mejor sabe hacer: interpretar a un trasunto de Carrie Bradshaw, su personaje en la serie Sexo en Nueva York. En esta ocasión hay algunas variaciones: tiene marido e hijos y vive en Boston, aunque viaja bastante a la Gran Manzana.

Siempre trabajando, en Boston o en Nueva York.

Bajo una premisa aparentemente progresista, la película no solo es superficial y hueca, también tiene toques reaccionarios. Al final, viene a decir, por muy buena que sea en su trabajo y por muy llena que esté su vida, una mujer solamente se realiza de forma completa si tiene hijos, como se encargó de recordarnos hace unos meses nuestro ministro de Justicia. Esta idea la encarna en la película la asistente de la protagonista, la durísima Momo, una eficiente y guapa analista que es adicta al trabajo y está bastante amargada. Durante la mayor parte del metraje va vestida de negro y se muestra muy seria. No la vemos sonreír ni cambiar de tono de vestimenta hasta que sostiene a su propio retoño en brazos.

Pero qué importa Momo. En la película solamente hay una protagonista, Sarah Jessica Parker, y los demás personajes son secundarios que orbitan a su alrededor: su marido, interpretado por Greg Kinnear o su mejor amiga, una Christina Hendricks que en la gran pantalla no consigue papeles demasiado relevantes. El título en español de la película, Tentación en Manhattan, genera falsas expectativas. La supuesta tentación es otro secundario, su jefe en Nueva York, pero nunca llega a tentarla realmente: ella siempre tiene claro que su vida está en Boston con su familia.

La protagonista, Nueva York y su supuesta tentación.

El jefe en cuestión está interpretado por Pierce Brosnan, otro actor marcado por un personaje. Con su pose seductora, con sus ojillos entrecerrados que sin embargo dan la impresión de que se percata de todo, con esa forma de estar al cargo de la situación, no consigue evitar que nos olvidemos de Bond. Al igual que Parker, con su pose viva, parlanchina y pretendidamente graciosa no consigue –ni quiere- que nos olvidemos de Carrie. Ése será el papel por la que se la recuerde, no importa que antes de dar vida a la periodista neoyorquina llevara muchos años dedicándose a la interpretación, incluso con buenas críticas.

Antes de ser Carrie, Sarah-Jessica Parker incluso trabajó con Tim Burton en Mars Attacks y en Ed Wood. Esta segunda película es una suerte de biopic sobre el considerado peor director de la historia del cine, además de una conmovedora declaración de amor al séptimo arte y al impulso por crearlo. En ella dio vida a la actriz Dolores Fuller, la pareja de Wood y protagonista de algunas de sus malas películas. Por ello Parker se ganó mi respeto eterno y puede hacer todas las películas malas que quiera, incluso Sex and the City 2.

Sin embargo, la visión más habitual no es esa. La actriz tiene muchos admiradores -más bien admiradoras- que disfrutaron con la serie y la consideran un icono de estilo. Sus detractores alegan, entre otras cuestiones, que el personaje es cargante y que ella es fea. No sé cómo se sentirá la intérprete al respecto, si estará un poco cansada de ser Carrie o sentirá gratitud hacia el personaje por haberla hecho triunfar. En cambio sé que, al igual que Don Draper, puede contestar a sus detractores que ella duerme en una cama hecha de dinero. Y a diferencia del publicista más famoso de Madison Avenue, lo hace probablemente con unas estilosas sábanas de Alexander McQueen.

Título original: I don’t know how she does it

Año: 2011

Ficha en IMDb

Anuncios

3 comentarios to “Abstinencia en Nueva York”

  1. Cisco Fran 2 de julio de 2012 a 4:17 pm #

    No recordaba que apareciera en Ed Wood, se ve que solo tuve ojos para Patricia Arquette. A revisar.

  2. Joseph_Ringo 19 de julio de 2012 a 5:03 pm #

    Al menos no es Sexo en Nueva York 3 xd

  3. Pauler 4 de octubre de 2012 a 9:55 am #

    Estas pelis me dan cosica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: