Archivo | TV movie RSS feed for this section

Paradojas de una TV movie

27 Ago
The_Rats

Dan miedo.

Las películas rodadas para televisión son casi un género en sí mismas. Hay excepciones, como las del canal HBO o la BBC, pero la mayoría de películas para televisión se caracterizan por su bajo presupuesto, sus personajes poco desarrollados y su mala calidad. También es cierto que pueden resultar muy entretenidas y que saben pulsar ciertos resortes morbosos que a veces logran pegarnos a la pantalla. Estoy convencida de que ese éxito está relacionado también con la hora en la que las programan. Esos sábados o domingos por la tarde, después de comer o durante una resaca, en los que adormecidos y desprevenidos espectadores se encuentran por ejemplo con Ratas en Manhattan (The Rats), que Cuatro programó un domingo a las 19 horas.

La sinopsis de esta película crea falsas expectativas, en especial si es tan evocadora como la que Cuatro ofrecía en su web, en la que hablaba de ratas “manipuladas genéticamente y más violentas que nunca” que llegan a Nueva York “para causar el pánico en plenas fiestas navideñas”. Según la descripción, el protagonista masculino “es el único hombre capaz de hacer frente a una colonia de semejantes dimensiones” a pesar de que no está preparado “para luchar contra esta especie aparentemente indestructible que está sembrando la muerte por las esquinas de la Gran Manzana”. Con este argumento y teniendo en cuenta su bajo presupuesto, Ratas en Manhattan presagiaba deliciosos horrores. Sin embargo, está demasiado bien hecha, algo que juega en contra de una TV movie que parte de una premisa tan disparatada como ésta.

Da la impresión de que el presupuesto no es tan bajo. La cinematografía es decente, los actores actúan con dignidad –teniendo en cuenta el guión que les ha tocado- y las ratas están sorprendentemente bien hechas gracias a una combinación de criaturas reales y animación digital. Como rodar en Nueva York debe ser más caro que generar a los animalillos, se ve poco de la ciudad: apenas un par de planos de calles transitadas que podrían ser de Nueva York o de Baltimore, y otro par de planos de la estatua de la Libertad, de los cuales uno está claramente generado por ordenador.

the rats

El clímax de la película tiene lugar en una piscina llena de ratas chillonas generadas por ordenador.

Lo peor de la película es paradójicamente lo mejor de ésta, como su estética cutre de principios de los noventa –a pesar de ser de 2002- o algunos gadgets rídiculos que emplean los personajes para investigar la invasión de ratas y terminar con ellas. También cuenta con algunos momentos destacables, como primeros planos a los ojillos vengativos de uno de los roedores, las ratas devorando a un señor que ha tratado mal a una de ellas o el glorioso clímax, que tiene lugar en una piscina llena de miles de animalillos chillones. A pesar de todo ello, Ratas en Manhattan es dura de ver. Tiene poco ritmo, la trama tiene demasiados diálogos innecesarios y se hace aburrida. Y si hay algo imperdonable para una película no es que sea mala, es que sea aburrida.

Título original: The rats

Año: 2002

Ficha en IMDb

Anuncios